You are here : Los telecentros de Uganda no atraen a las mujeres rurales

Los telecentros de Uganda no atraen a las mujeres rurales


By lisac - Posted on 21 January 2010

En las zonas rurales de Uganda los telecentros instalados para promover el acceso de las personas a la información y el desarrollo no están teniendo los resultados esperados. UgaBYTES, una ONG de Uganda que promueve el acceso a las TIC en la zona rural del este de África, utilizó la Metodología de Evaluación de Género (GEM) para entender a qué se debe este fracaso y descubrió que, además de los obstáculos que habitualmente impiden el acceso como la infraestructura técnica, los costos de conexión y la alfabetización informática, las mujeres se enfrentan a otras limitaciones cuando quieren utilizar las TIC para mejorar su vida.

En las zonas rurales de Uganda los telecentros creados para promover el acceso rural a la información y fomentar el desarrollo no están dando los resultados esperados. Una evaluación de los telecentros realizada por el programa Acacia en Africa reveló que las mujeres constituyen menos de la tercera parte de los usuarios y usuarias de los telecentros, incluso con la presencia de personal femenino y de materiales destinados a las mujeres.

Mujer cliente de los telecentros

Mujer cliente de los telecentros

Para entender este fenómeno UgaBYTES, una ONG de Uganda que promueve el acceso a las TIC en la zona rural del este de África, llevó a cabo un estudio de siete meses en dos telecentros rurales - el Centro Comunitario Multimedios Buwama y el telecentro Kawolo – utilizando y adaptando la Metodología de Evaluación de Género (GEM), una herramienta creada por el Programa de Apoyo a las Redes de Mujeres (PARM) de la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC). El objetivo de la evaluación fue investigar si los servicios del telecentro están satisfaciendo las necesidades de mujeres y hombres.

Ugabytes descubrió que, como las tecnologías se construyen socialmente, tienen un impacto diferente sobre hombres y mujeres. Más allá de los obstáculos comunes que impiden el acceso, como la infraestructura técnica, el costo de conexión y la alfabetización informática, las mujeres enfrentan muchos más obstáculos a la hora del acceso a las TIC.

Hombres y mujeres buscan información que no está disponible

La evaluación reveló que, a menudo, los distintos tipos de información que necesitan hombres y mujeres no están disponibles en los telecentros, que a su vez carecen de contenidos discriminados (lo que significa que no hay contenidos específicos de género). La discriminación de contenidos es fundamental para promover el acceso a internet y el uso de los telecentros por parte de hombres y mujeres, porque se descubrió que ambos grupos tienen necesidades diferentes.

¿En qué sentido era diferente la información que buscaban las mujeres? Gracias a GEM, UgaBYTES supo que las mujeres buscaban información sobre:

  • Salud, incluyendo VIH y Sida
  • asesoramiento psicológico
  • capacitación empresarial
  • esquema de microempresas para obtener ingresos adicionales
  • educación
  • becas para quienes no pueden pagar matrículas escolares
  • formación vocacional para quienes abandonan el colegio y guía profesional
  • organizaciones que brindan conocimiento y experiencia sobre el trato con personas con capacidades diferentes en la comunidad y
  • seguridad alimentaria

Los hombres, por su parte, buscaban información sobre política, economía y empresas. Como la mayoría de las veces la información no estaba disponible, las mujeres regresaban a sus tareas y los hombres se quedaban jugando, usando así al telecentro como un lugar de entretenimiento. Las mujeres generalmente no volvían si no encontraban la información que estaban buscando en su primera visita.

UgaBYTES también descubrió que los contenidos que buscaban los y las visitantes eran muy complicados de usar, no estaban disponibles o no estaban actualizados. Los materiales solicitados en la biblioteca de Buwama nunca fueron devueltos y el único computador conectado a internet era muy lento y era usado principalmente por el personal del telecentro y de la radio y voluntarios para realizar su trabajo. “Los libros sobre áreas específicas como la agricultura, por ejemplo, mejoras en métodos de cultivo agrícola de mandioca y maíz, y ganadería, ya no existen porque quienes se los llevaron prestados nunca más los devolvieron a la biblioteca”, explicó Nassozi Goretti, un agricultor local.

La falta de conocimiento sobre la información disponible fue otra de las razones por las que las mujeres no visitaban los telecentros. Sentían que la información se debería haber difundido en carteleras de sus parroquias, ya que el telecentro estaba bastante alejado. Las parroquias, en Uganda, son un lugar de encuentro en las que se realizan actividades sociales y religiosas, y funcionan como medio eficaz de difusión.

Las mujeres deben superar obstáculos lingüísticos y de alfabetización

Las mujeres se avergüenzan de tener menores niveles de educación y alfabetización

Sarah Mpagi en un taller con las mujeres

Sarah Mpagi en un taller con las mujeres

Los resultados de la evaluación de GEM muestran que las mujeres rurales tienen tanta vergüenza de su falta de educación que cuando los consejos locales les ofrecen oportunidades de formación no las aprovechan. Ugabytes pensó que las mujeres podían no querer hablar sobre el asunto frente a hombres, así que optó por organizar discusiones en grupos separados y en Luganda, la lengua más hablada en todas las comunidades. El trabajo frecuente con grupos focales también les dio a las mujeres el tiempo de adaptarse a los evaluadores y evaluadoras, y expresar sus inquietudes.

Los hombres compartían libremente buena parte de la información necesaria en conversaciones e interacciones informales, pero las mujeres solían tener mucha vergüenza de plantear sus preguntas, sobre todo en relación a dónde encontrar la información, y también les costaba articular sus preguntas, lo que las desmotivaba a la hora de usar los telecentros.

“La lengua utilizada para la mayoría de los contenidos aleja a muchas mujeres, que también confirmaron en las entrevistas que carecían de educación formal y no se animaban a decirlo públicamente. La lengua les negaba la oportunidad de participar en los programas educativos ofrecidos por los consejos locales. Los hombres solían intercambiar información durante encuentros informales, a diferencia de las mujeres, que en general permanecían en sus hogares para hacer sus tareas y ocuparse de la granja”, dijo Sarah Nalwoga Mpagi, funcionaria de programa de UgaBYTES

El desconocimiento del inglés impide el acceso de las mujeres

Muchas mujeres confesaron que su desconocimiento del inglés es una de las principales razones por las que no pueden aprovechar totalmente los telecentros (la mayor parte de los contenidos de los telecentros, tanto en línea como en formato impreso, está en inglés), a diferencia de sus pares hombres, que en general saben inglés. En consecuencia, las instalaciones públicas de TIC están bajo dominio de los hombres.

En base a estas revelaciones, los evaluadores y evaluadoras de GEM recomendaron involucrar a hombres y mujeres en la producción de información y conocimiento, a fin de superar el problema del analfabetismo. Dado que muchas mujeres entrevistadas tenían escasos niveles de educación y se sentían incómodas con el inglés, que se enseña desde el nivel preescolar en Uganda, la evaluación también recomienda aumentar la cantidad de información y de contenidos visuales en una lengua accesible. Como los contenidos locales se entienden mejor, se recomienda el uso de los telecentros por parte de todos los miembros de las comunidades.

El acceso les cuesta tiempo y dinero a las mujeres

Pero no sólo la problemática idiomática y el analfabetismo impiden a las mujeres el uso de las TIC; también está la cuestión del tiempo. Este problema se manifiesta en dos niveles: el tiempo que le lleva a una mujer llegar a un telecentro y el dinero que necesita para utilizar los servicios. Las responsabilidades de las mujeres, tanto dentro de la familia como en la granja, hace que les resulte muy difícil ir a los telecentros, sobre todo porque la mayoría de las entrevistadas vive a cinco kilómetros o más del telecentro y va caminando, o en transporte público. Muchas mujeres rurales no pueden disponer del tiempo, o el dinero necesarios para viajar a los telecentros (lo cual no siempre es una experiencia úti).

“Todas las mujeres que visitan un telecentro tienen dificultades para esperar su turno de acceso a un computador, debido a sus múltiples roles en el hogar”, explicó Semwogerere Robert, director de un telecentro. Esto se debe a que los telecentros tienen horarios poco confiables, de modo que las mujeres utilizan el transporte público, que es costoso en tiempo y en dinero, y al llegar encuentran el telecentro cerrado debido a su reducido horario de funcionamiento o, lo que es aún más común, a causa de cortes o restricciones de energía que sobrecargan el sistema.

Robert Semwogerere, manager del telecentro Buwama

Robert Semwogerere, manager del telecentro Buwama

Estos mismos problemas afectaban la participación de las mujeres en las reuniones de gestión de los telecentros. Las reuniones se hacían para recibir comentarios de los usuarios y usuarias, y se hablaba sobre los horarios de funcionamiento, la seguridad, el local, la iluminación (o la falta de ella) y la carencia de transporte. Sin embargo, como las mujeres no podían participar en esos encuentros, se perdían la oportunidad de compartir sus inquietudes: “Las dos mujeres que pertenecen al comité nunca participaron. Cada tanto, cuando nos encontramos en el centro comercial, me preguntan por el telecentro. […] No pueden participar activamente porque cuando las llamamos para conversar y hacer planes para el telecentro, el transporte para venir desde sus casas y volver les resulta demasiado costoso”, explicó Sevume David, miembro del comité de dirección del telecentro.

GEM ayuda a avanzar hacia el acceso equitativo

Gracias a la información revelada por GEM cambió en enfoque de los equipos administrativos de los telecentros. El director del centro Buwama explicó que GEM hizo que cambiara su actitud y la de su equipo hacia el trabajo, y les sirvió para entender cómo brindar mejores servicios a la comunidad en general, centrándose en las necesidades de las mujeres. Las campañas de sensibilización, una mejor comunicación con la dirección, planes de reestructura de los servicios ofrecidos y la incorporación de las necesidades informativas de las mujeres constituyen algunos de los pasos dados por esos telecentros a fin de ofrecer un acceso equitativo.

Nuevos conocimientos adquiridos y nuevas prácticas en marcha

Gracias a las lecciones aprendidas en la evaluación de GEM los martes son días sólo para mujeres en el telecentro, con el fin de asegurar que haya computadores libres en el centro Buwama. También hay un nuevo programa de radio sobre temas de mujeres que dura dos horas y se trasmite los domingos por la radio comunitaria de Buwama.

UgaBYTES está desarrollando un sistema que ayudará a los telecentros a resolver sus problemas en cuestiones de género. Los planes incluyen la elaboración de un plan de sensibilización para la comunidad, otro de recolección de fondos y otro de implementación.

Gracias a sus nuevos conocimientos en cuanto al trabajo comunitario desde una perspectiva de género, el centro Buwama generó también nuevas relaciones de trabajo con el Ministerio de TIC y los miembros locales del Parlamento, que seguramente servirán para preparar el camino de sensibilización de género para proyectos futuros de TIC.


UgaBYTES es una organización sin fines de lucro creada en 2000 con el fin de promover y mejorar el acceso rural a las TIC en la zona este de África. UgaBYTES capacita a trabajadores/as de telecentros en las áreas técnica y de gestión.

Sarah Nalwogo Mpagi es coordinadora del programa de Investigación y desarrollo de UgaBYTES, además de ser coordinadora de GEM. Junto con Francis Mwathi y Sandra Nassali, que fueron los facilitadores comunitarios del proyecto, llevaron a cabo la evaluación de GEM durante un período de siete meses.

 

0
Your rating: None

Poll

Do you find myGEM a good tool for networking among GEM users, evaluators, and ICTD practitioners?
yes
100%
no
0%
Total votes: 6

Who's online

There are currently 0 users and 0 guests online.

User login